La Hora Castilla

Castilla, castellanismo, folclore, medio ambiente, medio rural, deporte, identidad, debate, pensamiento, opinión

La natalidad necesita estímulos económicos y menos propaganda en contra de la maternidad

Por Juan Pérez.- El llamado invierno demográfico es, fundamentalmente en Europa, algo que salta a la vista. En medio rural, la situación es mucho más grave, porque viene de muchas décadas atrás.

En España, los centros urbanos, que recibieron a millones de personas, fundamentalmente jóvenes y procedentes del medio rural, son incapaces de proporcionar pobladores o repobladores a las pequeñas localidades y centros o cabeceras de comarca. Las pequeñas localidades que sí están dispuestas a recibir nuevos pobladores o repobladores tienen que competir con los muchos medios de los que sí dispone las grandes ciudades.

No solo Europa se apaga sin hijos, sino también muchos de los países considerados “graneros” de inmigrantes. Un reciente trabajo, publicado en la revista Simulation, confirma la estimación más baja de ONU. Predice que a partir de 2050 la población de la Tierra se estancará e incluso descenderá. Para alcanzar estas conclusiones, los investigadores han usado los datos de series de población que ofrece la ONU y han aplicado ecuaciones matemáticas que se usan en otros ámbitos científicos. “Se trata de un modelo que describe la evolución de un sistema de dos niveles en el que hay una probabilidad de paso de uno a otro”, ha dicho Félix Muñoz, uno de los autores.

Las predicciones confirman que las tasas de natalidad seguirán descendiendo. De hecho, la tasa de fertilidad se ha reducido más de un 40% desde 1950. De no cambiar las cosas, así será, pero pueden cambiar.

La crisis de la natalidad conduce a uno de los problemas más graves para el mundo mundo occidental. España ya tiene más fallecimientos que nacimientos, porque su tasa de fecundidad está muy por debajo de los 2’1 hijos menor de 50 años. Recordemos que esta tasa es la tasa de reemplazo generacional.

Tímidamente, se dice, algo está cambiando y se está poniendo, a contracorriente, de nuevo en valor la maternidad. Las ideologías que desincentivaron la maternidad,  malthusianistas, tienen dificultades para convencer a más personas.

La natalidad necesita estímulos económicos, pero fundamentalmente que desaparezca la propaganda en contra de la maternidad, porque es un sudoku imposible una tasa de natalidad óptima con una propaganda simultánea en contra de la maternidad.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 02/07/2016 por en despoblación y etiquetada con , .

Blog Stats

  • 4,889 hits
A %d blogueros les gusta esto: