La Hora Castilla

Castilla, castellanismo, folclore, medio ambiente, medio rural, deporte, identidad, debate, pensamiento, opinión

2016, dos aniversarios redondos en el castellanismo político

el-valor-de-Castilla-estudio-economico-y-semipolitico-1926

El Instituto Municipal de Cultura de Burgos reeditó la obra en 2000

Por Juan Pérez.- Es común pensar que el castellanismo político es un movimiento surgido en la Transición. Nada más lejos de la realidad.

El año en curso, 2016, es el del primer centenario de los artículos El regionalismo castellano (1916 y 1917), de Francisco Rivas Moreno (1851-1935). Rivas, nacido en Miguelturra, fue abogado con una extensísima e interesantísima obra sobre cooperativismo agrícola y de crédito, industrialización del campo, promoción de la mujer rural, descongestión de las ciudades, etc.

En 1918, Rivas se mostró partidario de la Mancomunidad Castellana en su obra Propagandas regionalistas. En otra obra del mismo año, El regionalismo en la Mancha, decía: “De absurda califico la afirmación de que Castilla no puede formar región porque carece de dialecto”.

Rivas, casi desconocido en su tierra, está por darse a conocer por el resto de Castilla. Más conocido en Santander, donde fundó la caja de ahorros que andando el tiempo se convertiría en Caja Cantabria, que en Toledo, Burgos o Cuenca, por poner solo tres ejemplos.

El Valor de Castilla, estudio económico y semipolítico (1926), hito del castellanismo político

Este extenso libro de Gregorio Fernández Díez (1891-1954) es considerado el primero netamente nacionalista castellano: “Castilla fue nación y podría volverlo a ser aun en contra de su voluntad”.

Diez años más tarde de la edición de El Valor del Castilla, en mayo de 1936, crearía con Manuel de la Parra y de la Cruz, Carlos Alonso Sánchez, Nicomedes Sanz y otros, la Asociación de Escritores Regionalistas Castellanos, que reivindicaba la autonomía para Castilla, entendida ésta como el conjunto de Castilla la Nueva, León y Castilla la Nueva. La asociación tuvo una vida muy corta debido al inicio de la guerra civil a mediados de julio de 1936.

Tras responder ante el régimen dictatorial que surgió de la guerra de sus actividades políticas anteriores, Gregorio Fernández Díez escribió sobre economía, y especialmente sobre cuestiones tocantes al desarrollo del interior peninsular, hasta su fallecimiento en 1954.

La impronta castellanista, por tanto, no le abandonó durante la dictadura. Era natural de Quintanamanvirgo, localidad cercana a Roa, en la Ribera del Duero.

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 09/03/2016 por en historia, Uncategorized y etiquetada con .

Blog Stats

  • 5,056 hits
A %d blogueros les gusta esto: